miércoles, 24 de octubre de 2012

Costumbres Asturianas






Es una fiesta pagana cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos. Aunque las referencias mas cercanas son las del pueblo celta, se sabe que estas fiestas agrarias formaban parte de las celebraciones del hombre prehistórico.

La castaña y el día de los difuntos aparecen asociados desde tiempo inmemorial a la fiesta del amagüestu, que generalmente se celebra en la primera quincena de noviembre, ante la llegada, del invierno que supone la muerte de la luz, el fin de un ciclo que se repite cada año.

Según creencias antiguas la castaña era el símbolo del alma de los difuntos. Cada castaña que se comía liberaba un alma del purgatorio. En otros muchos lugares se festeja el día 1 de noviembre, coincidiendo con la celebración celta conocida como Samhain, una ceremonia de origen celta.
Los celtas no tenían templos en el sentido latino de la palabra templum; celebraban sus fiestas y sus ceremonias rituales en un claro del bosque. 

Con la llegada de la seronda (otoño), de oriente a occidente, el Principado de Asturias se prepara para celebrar la popular fiesta del ‘amagüestu’.

Entre finales de octubre y principios de noviembre los asturianos se movilizan para recoger las castañas y las manzanas de sus bosques, es así como se prepara Asturias para celebrar una de sus fiestas más famosas: el amagüestu. 

Esta fiesta gira en torno al fruto seco del castaño, cuyo origen está en el verbo amagostar, que en bable (asturiano) significa asar la castaña y tomarla con sidra del duerno, es decir, recogida en recipientes de madera, por ser la primera que sale de machacar la manzana en el lagar.

En breve en el Centro Asturiano en Sevilla.

!! Saludos !!