lunes, 6 de agosto de 2012

Galardones con apego a la tierra


La Cámara recibe la «Madreña de bronce» del Centro Asturiano de Sevilla y Areces su «Memorial Joaquín Álvarez».



Gijón, Sergio IGLESIAS

El Centro Asturiano de Sevilla entregó en la 56.ª edición de la Feria Internacional de Muestras de Asturias sus premios «Madreña de bronce» y «Memorial Joaquín Álvarez». Galardones que este año han recaído en la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Gijón y en el ex presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, respectivamente. 

Al acto de entrega asistieron Juan Alberto González, presidente del Centro Asturiano de Sevilla; David Argüelles, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Gijón; Vicente Álvarez Areces, ex presidente del Ejecutivo asturiano; José Luis Casas Villanueva, presidente de la Federación Internacional de Centros Asturianos (FICA); Begoña Serrano, directora general de emigración del Principado de Asturias, y María Jesús Moro, viuda de Joaquín Álvarez.

De abrir el acto se encargó Juan Alberto González, que durante su discurso destacó la «buena salud» del Centro Asturiano de Sevilla, que está presente allí «donde se nos quiere y tiene en cuenta». En nombre de la Cámara de Comercio, recogió la «Madreña de bronce» David Argüelles, que expresó el «sumo orgullo y agradecimiento» que siente la institución por este reconocimiento a su trabajo y al apoyo que viene dispensando al Centro Asturiano de Sevilla desde hace años. «La labor que hacen estos centros muestra el amor que sienten por nuestra tierra», destacó. 

Por su parte, Vicente Álvarez Areces recibió el «Memorial Joaquín Álvarez» de manos de su viuda, María Jesús Moro. La puesta en marcha de tres planes de emigración o la creación de la escuela de asturianía fueron algunos de los méritos para entregarle este galardón. «Es un trofeo al trabajo colectivo», entiende Areces, que considera «una de nuestras mayores riquezas» la representación asturiana en el exterior. 


El ex presidente regional aprovechó el acto para alabar la proyección del Principado en el mundo y recalcar que «Asturias nunca se resignó a tener problemas y no solucionarlos». Abogó, además, por «facilitar el retorno y aumentar la atención a la asturianía», animando al Centro Asturiano de Sevilla a seguir con su labor. 

El turno de intervenciones siguió con José Luis Villanueva, que felicitó al Centro Asturiano de Sevilla por seguir «manteniendo vivo el recuerdo de Joaquín Álvarez», a la vez que se ofrecía a «seguir trabajando» en favor de este tipo de instituciones. En la misma línea se pronunció Begoña Serrano, que prometió «disponibilidad completa con una comunicación continua» con los centros asturianos. Juan Alberto González volvió a tomar la palabra para despedir el acto con un mensaje que apeló a la «imaginación, ingenio y solidaridad» para capear los tiempos difíciles.